Valora esta entrada:
Autor: Javier Santos - Categoria: Analisis, Ps3


Los aficionados a los juegos de conducción sabrán que la especialidad de Bizarre Creations no es precisamente esta, son los creadores del Project Gotham Racing, así que al enterarme que ellos han sido los encargados de llevarnos a 007 a nuestras consolas, pues la verdad, me resultó curioso y tuve ganas de probrar este James Bond 007: Blood Stone.

“Bien planteado”

El planteamiento que se ha hecho Bizarre es el de ofrecernos un juego que nos trasmita esa relativa crudeza de las últimas pelis de Bond, un realismo relativo que concuerda mucho con esta tendencia. No dispondremos de los artilujios típicos del super espía, parece que la crisis también ha llegado al servicio secreto británico y nos tendremos que conformar con las típicas armas de fuego que nos encontremos por el camino…aahh si, nuestro móvil será algo más…es la única ayuda que tendremos. El juego está lleno de momentos de acción, unas pizcas de sigilo y como no podía faltar, momentos en los que tendremos que conducir a toda velocidad para escapar o capturar a nuestros objetivos, toda una gran mezcla de la que puedo adelantar que Bizrre no ha sabido resolver bien del todo.

“Todo demasiado fácil”

A nivel de jugabilidad Bizarre ha apostado en Blood Stone por una acción en tercera persona, en la que tendremos que ir avanzando y cubriéndonos al estilo Gears of War, para ello ha implantado un sistema de control bastante sencillo, tendremos un botón de acción que dependiendo de nuestra posición y de lo que tengamos cerca de nuestro protagonista hará que éste haga una cosa u otra, es decir, si tiene cerca una pared se cubrirá, si tiene a un enemigo ralizará un ataque cuerpo a cuerpo, saltará un obstáculo, etc, todas las acciones la realizaremos con ese botón y siempre serán situaciones preprogramadas. En Blood Stone, viniendo de la mano de Bizarre, no podían faltar los momentos de conducción, estos serán bastantes intensos, la velocidad, momentos inesperados, disparos, choques, etc, estarán al orden del día. Este tipo de situaciones son las que más me han enganchado. Los controles en la conducción tan poco seran nada exigentes, un poco raro, no por que Bizarre apueste en sus juegos de conducción por una física hiperrealista, más bien todo lo contrario, pero en estos juegos se nos exigía mucho más que en 007. En principio parece ser un juego que debe ser entretenido pero que pasa, pues que a medida que avanzas te das cuenta de que todo está bien planteado pero poco trabajado, no se han pulido esos detalles que podrían hacer de este juego algo mucho más interesante.


Por ejemplo, la IA tiene un nivel demasiado bajo, aunque gocemos de momentos de sigilo lo normal es que acabemos a tiros con todo el que se nos ponga por delante y que pasa cuando ocurre esto, pues que la IA del enemigo es bastante pobre, se cubren fatal con los elementos del entorno quedando claramente descubiertos, es más cuando les disparas ni se mueven, otros se lanzan en plan suicida hacia tí aunque le estes disparando, no nos exigirán apenas nada y lo malo de todo esto es que estas serán las señas de identidad de toda la acción en 007. A nivel de armamento también estaremos un poco escasos de material, solo tendremos a nuestro dispocición 15 armas de fuego diferentes y además son demasiado similares. Los artilugios técnológicos desaparecen solo se salvará nuestro móvil, con él haremos de todo menos matar…nos idicará los puntos a investigar, nos revelará la posición del enemigo, etc…la crisis, que se le va a hacer. Por último lo momentos de coducción subirán el nivel general de la acción, pero adolecen de los mismos defectos que los apartados anteriores, no se nos exigirán apenas nada en la conducción ya que prima la velocidad y reflejos más que cualquier otra cosa, lo que se viene a decir…arcade total.

Por último en lo que se refiere a jugabilidad, nos econtraremos con un modo multijugador, el planteamiento es el mismo, tercera persona con una acción de poca velocidad y con unos modos de juego más que trillados como por ejemplo el duelo por equipos, último hombre en pie, por objetivos…modos que no aportan nada nuevo y que hacen que 007 amplíe las horas de juego (cuenta con un modo historia demasiado corto) pero esté muy en desventaja si lo comparamos con otros juegos del momento.

“Poco, poco…para los tiempos que corren”

En lo que se refiere al apartado gráfico Blood Stone tan poco sale muy bien parado, técnicamente está poco trabajado, nos encontramos con unos mínimos que con los tiempos que corren se convierten en muy mínimos y esto no es nada bueno. Poca calidad en texturas, animaciones, cinemáticas…buena recreación de rostros como la de Bond y M pero por el contrario las animaciones de estos personajes son prácticamente nulas. Todo esta falta de atención solo ha reportado un beneficio, para mí no es suficiente, y es la notable fluidez, sobre todo en los momentos de conducción, bastante suavidad.

“Todo viene en inglés”

Si nos planteamos en realizar un juego como este presentándolo como la vivencia de una de las películas de este mítico espía, lo normal es que el juego venga como mínimo con un buen doblaje para que la inmersión en la historia sea fácil, es algo no que se tenga que imponer a la fuerza pero si lo contemplo como una gran falta de consideración hacia el jugador hispano, pues bien, en Blood Stone no solo el idioma del doblaje está en ingles, si no que no tenemos la posibilidad de subtitularlo e incluso los textos de los menús vienen también en inglés. A mi parecer y viendo las características de este juego, lo que podía salvar un poco la situación no lo hace.

“Un proyecto a medias

Para terminar con el análisis de James Bond 007: Blood Stone y como conclusión final comentaros que me parece un proyecto abordado a medias, la mezcla utilizada y el personaje protagonista de la aventura eran ideales, todo bien planteado, mucha acción, dosis de sigilo y conducción, lástima que la ejecución se haya quedado a mitad de camino de todo. Nos encontramos una IA pésima que hace que la acción pierda mucho, el sigilo casi no sirve de nada y los momentos de conducción poseen un fuerte carácter arcade que hacen que la única cosa que tengas que hacer bien es esquivar lo que te venga de frente. Se que las comparaciones son odiosas pero es que lo normal es que se te vengan a la cabeza juegos que son competencia directa y llegues a la conclusión de que este 007 tenía que haber salido en otro momento y con todo ese margen de mejora resuelto. Los jugadores más exigentes encontrarán en este 007 un juego demasiado facilón que no va con ellos, sin embargo, si eres de los que empieza en esto de los shooter, además eres fan de Bond y no te importa que el juego sea totalmente en inglés…pues quizás sea una opción bastante válida para tí.

Esta entrada fue publicada el Martes, noviembre 23rd, 2010 a las 13:04.
Puede hacer un seguimiento de los comentarios de esta entrada gracias al feed RSS 2.0.

Sin Comentarios, Comment o Ping

“Análisis: James Bond 007: Blood Stone (PS3)”